martes, 21 de septiembre de 2010

San Pedro - Tamadaba - El Sao

Desde la primera vez que Martín y yo fuimos a Faneque, decidimos que algún día tendríamos que hacer esta ruta. Por una causa o por otra se alargó más de la cuenta. Parece que "esta temporada" estamos decididos a hacer todas esas cosas que tenemos atrasadas desde hace mucho tiempo, de momento no va mal.

16/01/2014 Atención: la subida que hicimos desde San Pedro está cortada por un desprendimiento. Se puede hacer una variante subiendo desde Agaete hasta la era de Bisbique, el resto del camino es similar.

29/05/2014 Según me han comentado , el camino está abierto 

El comienzo del camino está cercano al campo de fútbol del barrio de San Pedro, en Agaete. Una señal nos indica el inicio de la subida. Algunos de los integrantes del grupo no se creían que hubiera sendero por esos riscos ;) La ascensión es bastante dura, prueba de ello es el desnivel que se salva en poco tiempo. Al mirar atrás después de caminar unos minutos, se ve la zona donde acabábamos de estar bastante lejos.

La subida se lleva bien, descubriendo a cada paso las vistas del valle y del Teide, las Cuevas y era de Bisbique y los cambios de vegetación y tipo de terreno. Gracias a otros senderistas pudimos ver de lejos el llamado "paso de la tubería". Parece ser que es bastante aéreo y que hay que ir con cuidado, cuando está mojado es aún más emocionante ;)



Ya llegados a la zona del pinar pudimos observar tres de las presas y retomar fuerzas a la sombra. Seguimos los carteles, con la numeración 7 en sentido contrario, hasta llegar a una carretera que conduce a una finca privada, gran sorpresa la mía ver en medio de Tamadaba este tipo de propiedades. Aún así decidimos seguir esta pista y luego hacer un pequeño desvío, improvisado, para retomar el sendero de bajada que nos conduciría hasta la presa de los Pérez. El pico de la Bandera lo dejaríamos para otra ocasión.

El camino de bajada hasta las presas se divide en dos, un ramal hacia la presa de Los Lugarejos y la otra hacia la de los Pérez. Como nuestro destino era El Sao, tomamos el desvío de la izquierda y cruzamos el muro de ésta última, para así no tener que bordear por asfalto toda la cola de la presa.

La tienda de "Aceite y Vinagre" que está situada a unos 50 metros en dirección Artenara, desde el muro de la presa, tiene ese encanto de las tiendas de antes que se está perdiendo y que cada vez más, cuesta encontrar por ahí. He pasado por allí muchas veces y siempre que la veía pensaba que más que un bar-tienda, me parece un lugar que tiene una labor social. Lugar de encuentro de la gente de la zona y de la de paso, bar donde comer a buen precio cosa que para lo alejado que está es raro y de agradecer, sitio donde comprar alimentos y utensilios de campo (como un corcho para hurón o un cilindro para cernir). Además el trato fue muy bueno, intentaré pasar cuando vuelva por allí.

Sin más, cogemos el desvío hacia el Hornillo para ver su bonita plaza y sus singulares casas cuevas en los riscos. Desde el fondo de la plaza se baja por un camino empedrado hasta El Sao, pasando por el bonito molino de abajo, ya nombrado en otra ruta pero sin dedicarle uno de esos post que de vez en cuando publico. Hay otros dos por la zona que espero visitar dentro de poco el de enmedio y el de arriba, se me acumula el trabajo :P

Datos de la ruta:
-Distancia: 17 kms aprox.
-Duración: 6 h. a un ritmo bajo - medio con bastantes paradas.
-Dificultad: media - alta.
-Ruta: ruta de wikiloc grabada y subida por Martín

4 comentarios:

Eva dijo...

Con la velocidad que llevas caminando, me sorprende que aprecies todo lo se vive durante la caminata y lo expreses así de bien. Nunca dejarás de sorprenderme, chico del blog. ;P
Me encantó el paisaje y me sigue pareciendo mentira la vuelta que dimos. Te olvidaste de nombrar al pastor que tanto nos llamó la atención. (bueno, tu estabas en la cabeza de la fila cuando nos paramos a verlo jeje)

Toni dijo...

Bueno, digamos que estoy acostumbrado, también paro y me fijo en todo lo que puedo. Me alegro de que te gustara, creo que fue un buen entrenamiento para cuando vayan al Teide. Los vi bien a todos.

A veces parece que no hay camino por ningún lado y que la distancia a priori parece más larga de la que realmente es.

El pastor si me lo perdí jeje aunque lo vi en la foto que le sacó Martín :P Hasta la próxima.

Tania dijo...

Una vez realicé esta circular en pleno invierno, hará unos dos años y estuvo todo el dia lloviznando ligeramente y con una niebla muy densa. Todo estaba súper verde, de un tono que parecia casi fluorescente (y no exagero) y la bajada la hicimos en un pis-pas porque el frio te ayudaba bastante. Fué una sensación maravillosa.

Toni dijo...

Si así está genial, me imagino que con ese típico ambiente invernal y todo verde estaría increíble.
Menos mal que ya llegó el otoño, me encanta caminar así con frío.
Saludos