viernes, 11 de noviembre de 2011

Caldeirao Verde - Caldeirao do Inferno

Parque das Queimadas
Desde Funchal tenemos que dirigirnos a Santana, aquí debemos buscar un desvío muy cerca de una gasolinera, hacia Pico Ruivo y parar en el Rancho Madeirense o Pico das Pedras.

Hay un amplio aparcamiento al lado de una casa típica, no es la de esta foto, veremos un cartel a los pocos metros que nos indicará el camino. Éste discurre siempre paralelo o sobre la levada de Caldeirao Verde.

En media hora, por un camino amplio, llano, con muchos árboles y flores de mundo llegamos al Parque das Queimadas. Aquí hay dos casas típicas con sus techos de paja al estilo tradicional muy muy bonitas. Se sigue recto y se pasa un puente por encima de un riachuelo / estanque para patos. La vegetación del camino va cambiando y nos encontramos con pinos, quizás el más famoso de esta zona es el de la siguiente foto con las ramas en vertical.

Parque das Queimadas

Desde aquí 6,5 km hasta nuestro primer gran destino, Caldeirao Verde. El camino se estrecha y vamos ya por la levada. Como bien indica su nombre, todo está muy verde y bastante mojado en algunos sitios. Una parte ha quedado rota, así que bajamos un caminito por la derecha para más adelante volver a subir hasta el canal. Todo el recorrido está vallado y no hay peligro. Pasamos un bonito puente con una cascada que ahora mismo sólo lleva un hilo de agua.

En varias ocasiones hay que pararse ya que mucha gente viene en sentido contrario y no caben dos personas. Llegamos a un primer túnel corto, engaña porque no se ve el final al haber una curva.

Levada de Caldeirao Verde

Seguimos y nos encontramos con una multitud de variantes, en este desvío podemos ir para Ilha, Pico Ruivo, Achada do Touco. Seguimos por la levada, tan sólo quedan 2 km para Caldeirao, a unos metros se encuentra el segundo túnel bastante mojado y largo. Seguidamente otro túnel con una ventana escavada y finalmente otro cuarto túnel cortito.

Levada de Caldeirao Verde
Por el camino vemos algunas caídas de agua a lo lejos, entre la espesura del monte. Después de un rato llegamos a otro cartel que nos indica que a 100 m, adentrándonos en el barranco, estaremos en Caldeirao Verde. Al tomar la curva vemos una impresionante cascada que a ojo podría tener entre 60 ó 70 m o más. Un sitio ideal para comer aprovechando la tranquilidad del sitio y el sonido del agua. También para darse un baño, el agua está helada pero merece la pena ;)

Levada de Caldeirao Verde

Caldeirao Verde
Normalmente es hasta aquí donde llegan las rutas comerciales. Nosotros seguimos hasta Caldeirao do Inferno.

Caldeirao do Inferno

Volvemos al canal y continuamos. A partir de aquí no está tan bien cuidado, la valla a veces es un simple alambre y muchos postes a donde está sujeto están sueltos. También hay algunos tramos del muro de la levada parcialmente rotos. Con un poco de cuidado en algunos puntos no se corre peligro. Hay una parte que está destrozada, bajamos y subimos nuevamente.

En media hora llegamos a unas escaleras que suben a la izquierda y que debemos coger. Nosotros seguimos rectos erróneamente y luego volvimos. Gracias a este descuido pudimos observar la cascada desde abajo. Bendita equivocación, estamos ahí aunque no lo parezca.

De camino a Caldeirao do Inferno

A partir de aquí la levada es prácticamente intransitable, volvemos atrás y subimos por las escaleras. Este tramo es bastante duro, merece la pena, en alguna parte vas "casi rozando" la cascada. Se llega a otra levada que deberemos coger a la derecha.

De camino a Caldeirao do Inferno
Veremos unos carriles que se adentran en un túnel, entramos un poco y giramos a la derecha. Si seguimos recto atravesaremos el túnel de Pico Ruivo hasta Faja da Nogueira. Tiene una longitud de 2,4 km, pensábamos enlazarlo con estas dos rutas que hicimos, pero la combinación de coche / taxi no era segura y larga, ida y vuelta era poco factible por la hora. Nos quedamos con las ganas de realizar esta bonita variante. A partir de aquí 7 túneles más, ahora pasamos por encima de la cascada, ¡quién lo diría!

De camino a Caldeirao do Inferno

Caminamos un poco y pasamos otro de 150 m. El siguiente es espectacular, tiene cuatro ventanas a una estrechísima garganta, al salir de él dos cascadas y dos puentes metálicos. Atención, no subirse dos personas juntas en ellos, indica el peso máximo que soporta y, en teoría,  no podía con dos de nosotros. Luego por un pequeño hueco, creo que lo taparon para que no entrara agua cuando hay un caudal grande, pasamos a otro túnel.

 
De camino a Caldeirao do Inferno
De camino a Caldeirao do Inferno

Después de cuatro túneles más llegamos al imponente salto, ahora prácticamente seco, de Caldeirao do Inferno. A la vuelta volvimos por los pasos que dejamos atrás ;)

Caldeirao do Inferno
Esta ruta de senderismo es una de las que más me ha gustado de todas las que he hecho hasta este momento, no solo en la Isla de Madeira si no en general, todo muy verde, con mucha agua, unos paisajes con grandes montañas y profundos barrancos.

Gracias por las fotos a Martín, David y Gustavo.

Datos de la ruta:
-Distancia: unos 23 km. en total con ida y vuelta.
-Duración: 8,5 h. con varias paradas y a un ritmo bajo a la ida. Medio - alto a la vuelta.
-Dificultad: Media - Alta por la distancia y algunos puntos complicados.
-Ruta: ruta Caldeirao Verde, ruta Caldeirao do Inferno aunque hay algunos puntos que parece que el gps no cogió del todo bien.
-Recomendaciones: Como guía tenía el libro "Madeira. Las mejores rutas por levadas y montañas". Ir temprano para evitar las aglomeraciones y llevar linterna.Visitar Santana con sus bonitas casas típicas, probar los dulces de la panadería que está cerca de la gasolinera.

Para calentar motores y como nos cogía de paso hicimos este pequeño paseo a los Balçoes de Ribeiro Frio, que ya había hecho la vez anterior. También visitamos el criadero de truchas que está justo al lado.

4 comentarios:

drguez dijo...

Con la ganas que tengo de volver, leer tu post ha sido como revivirlo... ;-) Espero que estos viajes se pospongan o interrumpan cuando sea necesario, pero que nunca, nunca desaparezcan. Un abrazo!

Toni dijo...

Es que este pateo fue increíble. Yo también me flipé al ver las fotos y me quedé con más ganas aún de no hacer el túnel de Pico Ruivo. Tú volverás pronto así que las ganas se te calmarán jeje. Esperemos que hagamos uno aunque sea de vez en cuando, como mínimo ;) Un abrazo

drguez dijo...

Gajete! Ya sabes que hoy mismo vuelvo a Madeira, me llevo este post para repetir al menos la parte de Caldeirao Verde. Gracias por hacernos la vida mucho más fácil a los que la orientación se nos da tan bien como la astrofísica o la aeronaútica... :P Un abrazo!

Toni dijo...

Gracias a ti por contribuir con el blog :D Espero que lo pasen de lujo y que la cascada vaya a tope de agua ;) Un abrazo.