martes, 27 de diciembre de 2011

Horno de Tejas del Madroñal - Mansión de los Sarmiento

Horno de tejas y ladrillos
Quien siga mi blog ya sabe de mi afición por el patrimonio canario: molinos, eras, lagares, casas antiguas... por eso la visita a este lugar era obligada.
Muchas veces al bajar de San Mateo veía una construcción, la de la foto, que me hacía pensar que podría ser un molino. Después de buscar varias veces sin resultado, de casualidad, me encontré con un documento que hablaba de esta enigmática construcción.

Este horno de tejas y ladrillos del que apenas se ve la bóveda al estar casi enterrado, está en una curva muy pronunciada de la GC-15 justo antes de llegar al Madroñal, entre Santa Brígida y San Mateo.


Desde el otro lado se ve lo grande que es, tiene una altura de unos 15 metros con dos muros de piedra, dos orificios circulares a distintas alturas, más una bóveda con otra apertura. Está hecho todo de ladrillos y justo al lado hay un estanque de casi el mismo tamaño, supongo que se almacenaba el agua con la que se hacía el barro.

Horno de tejas y ladrillos

Las tejas y ladrillos que se sacaban de aquí se usaban para las construcciones de las casas de la zona como podrán leer en el documento que enlazo a continuación.
El Ayto. de Santa Brígida está intentando que sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC), dejo el enlace al respecto, pero si esta medida no llega pronto tendremos que lamentar, una vez más, la pérdida de esta peculiar y bonita construcción con el valor histórico que tiene. El techo se está desmoronando y una grieta avanza hacia la base. Las cañas y demás plantas lo tienen invadido por completo haciendo si cabe más daño a la ya de por si frágil estructura. Además de las continuas vibraciones de los coches que pasan por la carretera que tiene pegada.

Horno y estanque
Como era de esperar, en su interior se acumulan restos de basura, maderas, tierra y para rematar el depósito de agua no está vallado y el agujero del techo tiene dos tablas que no evitarán una posible caída de un niño. Adjunto un amplío artículo de los hornos de tejas de Gran Canaria. En Tunte han restaurado uno de los que aparece en la web anterior que tendré que visitar algún día.

Actualizado  13/06/2014
Gran noticia, hoy he leído un artículo sobre este horno de tejas y ladrillos.  Va a ser declarado Bien de Interés Cultural. Si no me equivoco esto significa que tendrá que ser restaurado y mantenido en buenas condiciones.


Mansión de los Sarmiento
Mansión de los Sarmiento
Aprovechando la cercanía y para matar la curiosidad que tenía por una casa antigua, visitamos otro lugar. Hay que decir que estos dos lugares son privados, aún así nosotros los visitamos con sumo cuidado de dejar todo tal cual estaba, sin dejar ni llevarnos nada, ni romperlos más de lo que ya están.
Según cuenta el cronista oficial de la Villa de Santa Brígida, este palacete fue "propiedad de don José Sarmiento Pérez (1885-1939), corredor de comercio y su esposa, doña Dolores de Armas Gourié, descendiente de una  familia acomodada que fundara las destilerías de ron Arehucas". Hoy en día a pesar de haber perdido ese glamour que en otro tiempo seguramente tuvo, me sigue pareciendo un auténtico lujo.
Y es que la casa cuenta con unos jardines y fincas enormes, con infinidad de habitaciones, patios, balcones, etc... Es una pena que sus herederos, por unas razones u otras no pudieran mantenerla en su mejor estado. Al igual que el caso anterior la vegetación y el vandalismo hacen estragos en una cada vez más deteriorada casa.


He buscado fotos por internet y las que hay son similares a las que pude tomar. Me gustaría ver algunas de cuando la casa estaba en su máximo esplendor.  A ver si alguien que lea esto tiene alguna.


4 comentarios:

Mª de los Ángeles dijo...

Gracias por este post. La de veces que pasa una por ahí y ni ocurrírseme que era un horno de tejas.La casona,impresionante, un lujazo.Ojalá alguien pueda recuperarla y no se pierda definitivamente.

Toni dijo...

Yo al fin pude saber que era, me tenía intrigado desde hace años. En cuanto a la casa, es difícil que mantenga al menos su estado actual. A ver cuanto dura el horno en pie...
Al ver lo enorme que es no me quiero no imaginar la cantidad de dinero que costó en su época. Una lástima...

David Rodríguez dijo...

Fuerte loco. Siempre me ha dado miedo la casa esa, pero a la vez siento curiosidad, así que si te animas otro día me acompañas jajaj. Gracias por enseñarme lo que era la construccion esa que toda la vida he visto al lado de la carretera.

Antonio Vera dijo...

Jaja a ti que te da miedo por las historias que te cuentan. Yo sobreviví :D Habría que mirarlo, la han vallado más, si la gente fuera a verla respetuosamente sería otra cosa. De nada señor, ya sabes que tengo curiosidad por todo.Saludos