viernes, 10 de junio de 2016

El Confital - Las Coloradas circular

Playa y Alto de El Confital
Una ruta urbana podríamos decir, aunque cuando uno pasea por El Confital parece que está en otro lugar que no es Las Palmas de Gran Canaria. Podemos disfrutar la naturaleza al lado mismo de la ciudad, en un rincón que sin ser salvaje lo parece. Sin duda merece la pena darse una vuelta por la zona.

Desde el polideportivo que está justo a la entrada de El Confital, ascendemos por la carretera de asfalto hasta llegar al cruce. Giramos a la izquierda por la carretera que conduce a Las Coloradas. A los pocos metros nos salimos de la acera y vamos por un camino acercándonos al borde de la montaña. Desde aquí empezamos a tener bonitas vistas de la playa de El Confital y la playa de Las Canteras.

Se pasa por un barranquillo, la zona está un poco destrozada por el agua así que hay que tener un poco de cuidado. Enseguida veremos la entrada hacia el yacimiento aborigen Cuevas de los Canarios. En el momento en que pasamos seguía cerrado por riesgo de desprendimiento, aún así algunas personas estaban visitándolo.


Alto de El Confital al fondo

Playa de El Confital
Cuevas de los Canarios - Alto de El Confital
Cuevas de los Canarios - Alto de El Confital

Cuevas de los Canarios - Alto de El Confital
Cuevas de los Canarios - Alto de El Confital
Cuevas de los Canarios - Alto de El Confital
Cuevas de los Canarios - Alto de El Confital

Seguimos ascendiendo hasta llegar a la cruz que está en ya nombrado Alto de El Confital. Echando la vista atrás veremos los bonitos conos volcánicos de La Isleta: Montaña del Faro, Montaña Pelada, entre otras... Descendemos la montaña por la cara opuesta hasta llegar al llano, aquí giramos a la derecha y nos dirigimos hacia el campo de fútbol de Las Coloradas. A medio camino nos encontramos con lo que queda de un merendero desde donde hay buenas vistas.

Volcanes de La Isleta




Tolva
Tolva



Las Coloradas
Las Coloradas

Las Coloradas
Las Coloradas
Seguimos pegados a la orilla y caminamos unos minutos por la acera más pegada al mar. Nos encontramos con una escalera, al bajarla llegaremos a otro sendero. Vamos hacia la derecha hasta encontrarnos con los alambres de espino que delimitan la zona militar. Seguimos descenciendo paralelos a ésta, nos encontramos con el Morro de los dos Caminos. Bajamos por la izquierda por otro camino que se ha estropeado bastante debido a la lluvia, hay que tener precaución en la bajada, sobre todo al final.







Al llegar abajo nos acercamos a la derecha brevemente a ver la costa. Volvemos y giramos a la izquierda, si nos pegamos al mar veremos alguna entrada de agua, así como formaciones rocosas curiosas. Retomamos la pista de tierra, nos encontramos con lo que queda del muro de las antiguas salinas. Más adelante vemos una vieja construcción militar. Continuamos llaneando hasta llega a la Punta de El Confital donde vemos más construcciones bastantes más grandes. Desde aquí se aprecian los pequeños acantilados de esta parte.














Por último se baja hata la playa y se continua por el camino de madera. Al finalizar la playa subimos unas escaleras hacia una plataforma metálica casi suspendida en la pared sobre el mar. Esta pasarela pasa por un estrechamiento de el risco. La verdad es que está bonito. Por último un tramo de tierra nos llevará hasta el punto desde el que partimos inicialmente.











Datos de la ruta:
- Distancia: 5,72 km
- Duración: 2 horas aproximadamente.
- Ruta: ruta en wikiloc - Programas para senderismo.
- Dificultad:  Fácil - Media 
- Recomendaciones: Llevar calzado y ropa cómoda. Llevar la ruta en el GPS o el móvil.

Si lo deseas puedes dejar un comentario, si te gustó o no te gustó la ruta, si ha desaparecido alguna señal, si he explicado algo erróneamente, etc... Es de gran ayuda para mí y para las personas que sigan la ruta. Gracias de antemano. Si no quieres perderte ninguna actualización del blog me puedes seguir en Facebook o por correo electrónico.

2 comentarios:

Mª de los Ángeles dijo...

Mola El Confital. Yo voy a menudo, pues me queda al lado, como quien dice y es una pena ver lo abandonado que está en algunas zonas.
Tienes que ir por la tarde, con la caída del sol, las montañas cogen unos colores preciosos.
Gracias por compartir

Antonio Vera dijo...

Ojalá y no vaya a más el deterioro. Fuimos por la tarde pero estaba nublado :( tendré que seguir tu consejo e ir un día que se vea la puesta de sol. Gracias por el comentario ;)