jueves, 13 de febrero de 2014

Juncal de Tejeda - Roque Mulato - Pajonales

Roque Mulato
Roque Mulato o del Cofre
Justo a la entrada del Juncal de Tejeda hay un amplio aparcamiento donde dejar los coches, buen lugar para el comienzo de esta bonita ruta.
Al llegar a la plaza se dobla a mano izquierda y se baja hasta el barranco, justo antes de cruzarlo hay que abandonar esta vía a la derecha y seguir paralelo al cauce. Cogimos un pequeño atajo que baja hasta una cruz de madera, pero apenas se ahorran unos metros.

A medida que avanzamos podemos ver las típicas casas canarias y casas cuevas en buen estado de conservación, algunas restauradas recientemente. No hay que coger ningún desvío hasta pasados 2,3 km aproximadamente, evitar sobre todo uno que baja a mano izquierda y cruza el barrano hacia una finca privada.

Desde aquí ya vamos viendo a lo lejos nuestro primer gran destino, el Roque del Cofre o Mulato. Nos introducimos de lleno en el barranco y bajamos por una estrecha garganta para caminar por el otro lado del cauce. Al echar la vista atrás parece mentira que exista un camino ahí, suele pasar.


Iglesia del Juncal de Tejeda
Iglesia del Juncal de Tejeda


Casas cueva en el Juncal de Tejeda
Casas cueva en el Juncal de Tejeda

Estrechamiento del barranco por el que se baja

Almendro en flor
Almendro en flor



La bajada nos lleva a un gran desprendimiento de piedras muy bien habilitado para el caminante. A la derecha tendremos el majestuoso Roque Palmés y enfrente la Mesa del Junquillo. Pasamos al lado de una casa canaria y en pocos minutos estamos en el cruce para las casas de Taiguy. Obviaremos la bajada y comenzaremos la subida. Vamos ganado altura hasta llegar a una antigua era para trillar cereales. Un buen punto para ver una gran cascada de agua delante nuestra.

Camino por el caos de piedras
Camino por el caos de piedras
Cascada en el barranco de Siberio
Cascada en el barranco de Siberio

Desvío a las casas de Taiguy
Desvío a la izquierda, por la dcha. va a las casas de Taiguy

Roque Palmés
Roque Palmés
A unos 400 metros desde la era está el desvío oficial, por así llamarlo, que está bien definido en la ruta por la que nos guiamos. Si no lo sabes y vas despistado casi no se ve, más cuando hay definida otra senda que continua por el camino por el que veníamos. Dicha senda, más estrecha y un poco desdibujada en algunos puntos, llega hasta la base misma del Roque Mulato, mirándolo de frente sigue subiendo por la izquierda hasta llegar al camino bueno. Esta subida no está muy bien pero se puede ascender por ella sin mucho riesgo.

Base Roque Mulato
Base Roque Mulato, subida por la izquierda


Roque Mulato
Roque Mulato o del Cofre
Una vez en el camino giramos a la derecha y rápidamente llegamos al ya mencionado Roque Mulato, un camino por la parte trasera nos lleva a ver los barrancos y en los días despejados El Teide. Volvemos sobre nuestros pasos y seguimos ascendiendo, ahora ya vemos el camino ideal para la subida que mencioné anteriormente y que no vimos. Desde aquí también se pueden ver el Roque Bentayga y el Roque Nublo, en nuestro caso sólo por unos minutos ya que las nubes no paraban.

Roques Palmés y Bentayga
Roque Palmés, Toscón de Tejeda y Roque Bentayga al fondo
Se llega a un llano, en esta época muy verde, con unas explanadas hasta donde alcanzan la vista, restos de antiguos terrenos de cultivos separadas por muros de piedras, tabaibas, cuevas y algunos riachuelos. Estamos en los Llanos de Juan Martín. Pasamos cerca de una era muy bien conservada, en unos minutos siguiendo muy a la derecha bajaremos por un sendero hasta una finca privada, hay que pasar una pequeña valla.
Hay dos caminos paralelos que nos llevarán hasta el mismo sitio, también se puede optar por subir unos metros campo a través hasta la pista forestal. Desde aquí podremos observar un pintoresco rincón con casas cuevas, llamadas Cuevas de Pajonales, y tres embalses de diferentes tamaños, llamados Pajonales I, II y III respectivamente.






Era para trillar cereales
Era para trillar cereales



El camino o la pista de tierra nos llevará hasta la casa forestal de Pajonales. Enfrente hay un cartel que indica que se ha entrado en un espacio natural protegido, desde ahí sale un sendero que nos conducirá entre los pinos hasta el Juncal de Tejeda. Una vez abajo cruzaremos el barranco y giraremos a la derecha deshaciendo esta parte del camino que ya conocemos de la ida.


Casa forestal de Pajonales
Casa forestal de Pajonales

Salida del camino que baja de la casa forestal

Datos de la ruta:
-Distancia: 13 km. aproximadamente
-Duración: Casi 6 horas con varias paradas y a un ritmo bajo.
-Dificultad: Media.
-Ruta: enlace  mío a la ruta de wikiloc. Ruta subida por Martín, ruta subida por Jose.
-Recomendaciones: Llevar calzado y ropa cómoda. Seguir la ruta con el gps. Tener precaución en la subida desde la base del Roque Mulato.

2 comentarios:

Yumara Gil dijo...

Un pateo genial! El camino está bien, aunque como bien dices hay zonas donde no parece que vaya a haber camino. Además, nos acompañó un día precioso, que nos permitió ver el Teide.
Pd: solo faltó el "Gurú del senderismo" como dicen por ahí =)

Antonio Vera dijo...

Me alegra saber que disfrutaron de la ruta, a mí me encantó y eso que hizo un mal día y no disfrutamos de las vistas. Aunque volví a ir con un día bueno y las vi ;)
Eso del gurú es un mito, nadie lo ha visto nunca :P