miércoles, 19 de noviembre de 2014

Rincón de Tenteniguada - Roque de la Vela circular

Una tarde más, aprovechamos para visitar uno de los sitios de Gran Canaria con muchos de los caminos más bonitos de la isla. Sobre todo en primavera, cuando en la zona florecen los Tajinastes Azules y demás flora que nace en esas laderas salpicadas de bonitos roques.
Los desniveles, en muchos casos muy fuertes, nos desplazan a la cumbre de la isla rápidamente, teniendo unas privilegiadas vistas siempre que la niebla nos lo permita. En este caso no fue así.

Desde la plaza del Rincón de Tenteniguada se callejea por el barrio, los dos primeros cruces a la derecha y el siguiente a la izquierda foto 2, todo por asfalto. Las dos siguientes intersecciones las obviamos y seguimos subiendo siempre. Ya desde aquí se comienza a sufrir un poco con las duras pendientes, pero se suben sin mucho problema.
 


Cruce a la izquierda - Foto 2
Cuando la carretera termina, nos encontramos con un depósito de agua justo enfrente, sin llegar a él tenemos que hacer un cambio brusco a la derecha foto 3, (la foto la hice al revés vista así sería a la izquierda) y subir entre unas casas. A los pocos metros echamos a la izquierda por un callejón estrecho (foto 4), el sendero pasa a ser de tierra.

Desvío subiendo - Foto 3
Se pasa entre las casa - Foto 4

Esta parte de subida tiene múltiples senderos que van a fincas, atajos, tuberías, etc... Es difícil de explicar, lo mejor es llevar la ruta y tener un poco de intuición. En algunos hay que seguir el camino más claro, también ver si entra en alguna finca y que la ruta tiende hacia la izquierda siempre. Se llega debajo de un roque (foto 5), si hay niebla como nos pasó a nosotros no se ve hasta que estás muy cerca, y veremos un pasamanos hecho de cuerda para ayudarnos a subir, foto 6.

Roque - Foto 5
Cuerdas - Foto 6

A los pocos metros veremos el bonito Roque de la Vela (foto 7), su curiosa forma le ha dado nombre. Se asemeja a la vela de un barco, o eso al menos me parece a mí. Lo bordeamos por la derecha por un monte de Aeonium, por la izquierda se llega a la Cruz del Saucillo, en breve haré esa variante para terminar todas las subidas que hay desde el Rincón.
Se comienza a bajar y hay un cruce que confunde, cogemos por la derecha y pasaremos por debajo de un gran castañero, foto 8.

Roque de la Vela
Roque de la Vela - Foto 7
Castañero
Castañero - Foto 8

A pocos metros se encuentra un barranquillo, hay una tubería de cemento, foto 9, nos desviamos a la izquierda hasta llegar a un antiguo pozo de agua, foto 10. Volvemos sobre nuestros pasos hasta el mismo punto en el que nos desviamos. Desde aquí el camino pasa a ser pista de tierra y luego de cemento. A mitad de la bajada nos encontramos con el camino que viene del Roque Carnero o Roque Jincado y que ya hicimos en su día. Un último tramo en descenso y estaremos sobre parte del recorrido que ya hicimos a la ida, nuevamente carretera de asfalto. Sólo nos queda deshacer ese pequeño trecho y llegaremos al punto de inicio y fin de esta ruta circular. Volveremos a hacer fotos sin niebla ya que el lugar lo merece. 

Pozo de agua - Foto 10
Tubería. Desvío al pozo - Foto 9




Datos de la ruta:
-Distancia: 3,5 km. aproximadamente.
-Duración: un poco más de 1,5 horas con varias paradas y a un ritmo bajo.
-Dificultad:  Fácil - Media para principiantes.
-Ruta: enlace a la ruta en wikiloc.
-Recomendaciones: Llevar calzado y ropa cómoda. Llevar la ruta en el GPS o el móvil ya que es muy difícil explicar todos y cada uno de los cruces.