jueves, 19 de marzo de 2015

Arucas - Lomo Riquiánez circular

La siguiente ruta discurre por la Montaña de Riquiánez, en Arucas. Aunque está cerca de la ciudad, adentrarse en ella es un "viaje al pasado", al aprovechamiento de las tierras de este curioso lugar. Aún hoy en día se pueden apreciar las numerosas charcas y estanques de barro, un horno de tejas y otro de ladrillos, algún corral de piedra seca, viejas construcciones... además de las bonitas vistas.

Desde el campo de fútbol de Arucas se atraviesa una explanada de tierra en dirección a unos invernaderos. Se llega a una puerta donde se indica que es un sitio privado, bordeamos esta propiedad por la izquierda por un camino que sube hasta el borde de una gran balsa, charca o estanque de barro. El que se ve en la primera foto vacío.



Pista de tierra al comienzo
Seguir por la pista hasta la puerta metálica

Desvío para bordear la finca

Borde del estanque de barro
Borde del estanque de barro

Charca
Otra de las innumerables charcas

Una vez en la orilla del estanque giramos a la derecha hasta llegar a una pista de tierra. Toda esta primera parte se puede obviar saliendo del principio de esta carretera de tierra a la que llegamos ahora. Se tuerce una vez más a la derecha para en apenas unos metros bordear por la izquierda otro embalse de agua anexo al primero. Cogemos un pequeño atajo, siempre por la orilla del estanque, pasando por un muro de cemento hasta llegar a la misma vía de tierra que dejamos atrás hace nada.
Hay una cantidad de variantes enormes que no nombraré, cada persona puede adaptar la ruta a su gusto.
Girar a la izquierda, por encima del muro de piedras

Seguir recto hasta la pista de tierra
Vista al fondo. Obviar esa parte del muro, el atajo está antes

La siguiente parte es muy difícil de explicar ya que presenta múltiples senderos de toda clase para subir hasta arriba. Lo intentaré. Una vez finalizado el muro giramos a la derecha y luego seguimos a la izquierda subiendo por la pista, foto 9. El siguiente cruce, justo donde está el Laurel de Indias, volvemos a la derecha, foto 10. La subida serpentea en un continuo ir y venir para hacer la subida más llevadera al salvar menos desnivel que si se sube todo recto. Una vez más, en pocos metros, otro cruce junto a unos pinos, en medio de estos un pequeño sendero asciende en zig zag, foto 11.

Subida a la izquierda. Foto 9
Girar a la derecha. Foto 10



Subir entre los pinos. Foto 11


Picar para ampliar la panorámica
El siguiente tramo también es complicado de narrar. La ruta tiende a irse a la izquierda siempre subiendo, se llega cerca de un árbol junto a una urbanización. Tenemos que seguir subiendo siempre tendiendo a la derecha cerca de la montaña para acceder a la cima.
Una lástima que el camino original se haya casi perdido y ahora suba casi por antiguas escorrentías haciendo bastante más dura la subida de lo que era.  Cuando el recorrido llega a un peqeño grupo de árboles giramos a la derecha hasta una cruz, desde aquí ya hay bonitas vitas de la Montaña de Arucas y alrededores.
Si se quiere seguir esta ruta tal cual hay que apoyarse en un GPS o en el móvil, al final dejo un enlace a programas para senderismo para el móvil.

Arucas, su iglesia y su montaña




La Isleta
La Isleta
 

Ya en lo alto seguimos siempre hacia arriba, "cresteando" por así decirlo aunque hay veces que hay explanadas bastante grandes. Vemos uno o dos antiguos corrales de piedra seca o eso parece, ya que están en mal estado y la vegetación se ha apoderado de ellos. 
Vamos por una vía ancha, ignorando los continuos cruces con otros senderos siempre subiendo. A lo lejos divisaremos un viejo horno de tejas por el que luego pasaremos.
A 1,1 km aproximadamente desde la cruz, giramos a la izquierda para seguir lo más pegado al borde. Desde aquí, en el Lomo Riquiánez, podemos observar el Barranco del Pino con múltiples estanques, que si ha llovido lo suficiente, estarán llenos.




Horno de tejas
Horno de tejas

Barranco del Pino
Barranco del Pino
Barranco del Pino y estanques
Barranco del Pino y estanques. Picar para ampliar panorámica
Seguimos ascendiendo entre brezos con sus flores blancas, pasamos por una casa y seguimos unos 200 metros más hasta estar muy cerca de la estación radionaval de la marina. La carretera va girando a la derecha y en el cruce seguimos a la derecha bajando por una tierra rojiza entre unos perjudicados eucaliptos. 
Paralelo a la senda, más embalses de agua, supongo que junto a la tierra roja que nombré, eran los materiales perfectos para las tejas y ladrillos y por eso los hornos en esta zona.
Pronto aparecen nuevamente los brezos y llegamos a las ruinas de una casa de piedra.


Brezo
Brezo






La bajada continua, haciéndose cada vez más pronunciada. A unos 250 metros de la casa, aproximadamente, el camino gira a la izquierda y tendremos que ir a parar a las ruinas del primer horno con el que nos vamos a encontrar. Continuamos descendiendo y cruzamos el barranquillo a la izquierda junto a un lodazal de no muy buen aspecto. La vereda pasa por otro horno, está en bastante mal estado, es una pena que estas construcciones, de gran importancia en su día, desaparezcan. Ampliar información sobre los hornos de teja en la FEDAC.


Horno de tejas
Horno de tejas

Flor de Mayo
Flor de Mayo

Horno de tejas
Horno de tejas
El recorrido continua por una vereda que luego pasa a ser por el interior de una acequia. Se pasa una curva y las vistas son muy bonitas, se ve la Montaña de Arucas, la Montaña de Cardones y La Isleta entre otras. En la misma curva cogemos el camino que baja a la derecha y un poco más abajo a la izquierda. Seguir la ruta en GPS o móvil, insisto una vez más porque son muchos los caminos que hay en la zona.
Se pasa por las ruinas de otra casa y siempre todas las intersecciones para abajo. El agua aquí también se ha llevado la tierra y las piedras han aflorado. Siendo incómodo el caminar por algunos sitios.





 
Montaña de Arucas, Montaña de Cardones, Montaña Blanca y La Isleta
 
Camino por dentro de la acequia
Camino por dentro de la acequia
Camino en mal estado por las lluvias









Al terminar la bajada deberíamos llegar a una vía de tierra y buscar el camino que conduce hasta las el grupo de casa de Barreto.  La bajada por asfalto nos lleva al campo de fútbol, lo bordeamos y llegamos al punto final e inicial de esta ruta. Esta última parte también es complicada para describirla. La clave está en bajar por algunos de los senderos en dirección a las casas.
Una bonita ruta de senderismo por otro de esos rincones de Gran Canaria con posibilidad de infinitas variantes.
 





Datos de la ruta:
-Distancia: 8 km aproximadamente.
-Duración: un poco más de 2 horas y media a un ritmo medio.
-Dificultad: Fácil - Media. Alguna subida dura y algún tramo de camino sin camino bueno.
-Ruta: enlace a la ruta en wikiloc en breve.
-Recomendaciones:  Llevar la ruta en el GPS o el móvil ya que es muy difícil explicar todos y cada uno de los cruces. Programas para senderismo para el móvil y pc.
Sígueme en Facebook