martes, 24 de enero de 2017

Veneguera circular

En esta ruta podremos disfrutar de un abundante patrimonio etnográfico, en su mayoría abandonado, aunque en buena parte ha sido rehabilitado, que nos irá deleitando a medida que avancemos. Nos desplazamos hasta el pueblo de Veneguera o Casas de Veneguera, para realizar una pequeña ruta circular.

Recorreremos el SL - Circular Veneguera por el Barranco Loseco y por La Cogolla. En el mismo casco ya podremos disfrutar de varias casas típicas muy antiguas, algunas restauradas y otras no pero que aún se mantienen en relativo buen estado.

Según explica un cartel, unas disputas entre ganaderos y labradores de Tejeda hace que estas casas fueran ocupadas de forma clandestina en el año 1.777. Por tanto, este texto da a entender que las casas ya estaban construidas antes de dicho año. Sería interesante conocer si las que permanecen en pie son de esa época, son posteriores y si han sido reformadas durante todo este tiempo.

Desde la plaza descendemos hasta encontrar una parada de guaguas. A la izquierda podremos ver las casas que nombro al principio. Se puede entrar por aquí o bien por donde lo hicimos nosotros guiados por una señal un poco más adelante. Merece la pena entrar por abajo ya que hay un bonito horno de piedras y barro entre unas tuneras y se puede observar una típica imagen del campo canario. Nos sorprendió la gran cantidad de hornos que vimos en el pueblo y por el camino. Antes era normal que en casi todas las casas hubiera uno, lo que es atípico, para mí, es que se hayan conservado tantos. En cualquier caso un placer poder observarlos.



Muy cerca de la parada de guaguas veremos un poste con varias indicaciones, giramos a la izquierda, al ser circular queda la opción de hacerla en sentido inverso. A los pocos metros nos topamos con otra señal que indica caseríos. Entramos y hacemos una pequeña circular para llegar al mismo sitio. Unas casas antiguas con sus balcones de madera y sus hornos nos hacen volver atrás en el tiempo y pensar que solo por eso ya ha merecido la pena el pateo. Como se puede observar algunas han sido reformadas y han quedado muy bonitas.



Desvío a la izquierda para ver las casas y hornos antiguos







Nuevamente estamos en el punto de inicio, giramos a la izquierda y seguimos por asfalto hasta llegar a un cruce con una  nueva casa en ruinas enfrente, giramos a la derecha sin llegar a la casa, aunque fuimos a echarle un vistazo como verán en la ruta de wikiloc. A unos 15 ó 20 metros giramos a la izquierda en dirección a unas palmeras. La pista se convierte en camino y andamos entre tuneras. Llegamos a una nueva intersección, aquí abandonamos la parte en común con el sendero S-73 Tasarte - Cruz de Mogán - Mogán. Giramos a la derecha y cruzamos el cauce del barranco entre unas cañas y palmeras hacia la derecha.


Girar a la derecha
El giro a la izquierda nos llevará aquí

 



Llegaremos a una intersección con la carretera que conduce a la playa, continuamos recto. Enfrente, si alzamos la vista, hay un agujero en la roca, el Roque de la Agujerada. Hay topónimos que se dan con frecuencia. Obviamos dos carreteras que salen por la izquierda y que van a fincas. Empezamos a ascender por la pista de tierra como si nos adentráramos en un pequeño valle, estamos en el Barranco de Loseco de los Viejos. Ignoraremos otra salida a mano derecha más adelante. Pronto veremos unos terrenos con un pozo y un Laurel de Indias enorme. Parece que nos hemos metido dentro de una finca pero no es así, hay que seguir subiendo como hacia una construcción blanca y veremos que seguimos por la carretera por la que veníamos.



Coger por la derecha
 





Seguimos de largo ante otra carretera a la izquierda y luego recto en un nuevo cruce de caminos, aunque fuimos a la derecha un instante a echar un vistazo como se podrá ver en la ruta de wikiloc. Como siempre, recomiendo llevar la ruta en GPS o en el móvil ya que es muy difícil explicar todos y cada uno de los cruces. Encima nuestra observamos una casa que veremos mejor desde arriba. Termina la carretera en un amplio aparcamiento o viradero y se sube por un camino. Hay un pequeño poste en el suelo con pintura verde, si no lo han quitado.



Nuevamente andamos entre tuneras y paralelos a una finca. Nos vamos adentrando hacia un barranquillo, se conoce la zona como Cañada de la Palma. Podremos ver alguna construcción de piedra, lo que parece que fue una casa o algo similar. Pasamos el cauce y empieza una subida dura, aquí el camino no lo arreglaron del todo bien y parece más bien un camino de cabras. A nuestro alrededor hay bonitas montañas, rocas curiosas, un bonito palmeral y demás vegetación debido a este húmedo barranco que acabamos de pasar. Si echamos la vista atrás veremos claramente el valle por el que hemos subido.















Hay que serpentear bastante en la ascensión, hasta subiendo hay que tener precaución por la tierra y pequeñas piedras sueltas. Al llegar arriba del todo, Castillete Chico, podemos observar enfrente Los Azulejos, parte del Pinar de Ojeda y en el fondo varias de las casas por las que pasaremos. La primera parte de la bajada está igual o peor que lo que acabamos de subir. Estrecha y resbaladiza, precaución una vez más. Justo al lado tenemos la zona de Los Lajerones, veremos dos pequeños arcos. Un poco más a la izquierda hay un gran arco que fuimos a ver en otra ocasión.






Descendemos poco a poco y llegamos a zonas de cultivo las bordeamos por la derecha. Al principio hay un pequeño desprendimiento que se pasa sin más. Vemos, una vez más, antiguas construcciones. Bajamos al cauce del barranco y subimos hasta encontrarnos con el camino que va desde Tasarte a Mogán y que comparte este tramo con nuestro sendero local, estamos en La Cogolla. Hay que bajar a la derecha pero subimos a la izquierda unos metros para ver la Casa de la Cogolla. Volvemos a ver un horno más, en bastante buen estado y los restos de varias casas, con el camino y una palmera forman un bonito paisaje.












Volvemos sobre nuestros pasos y bajamos, el sendero pronto se convierte en una pista de tierra que pasa entre varias viviendas y terrenos. Volvemos a cruzar el barranco y continuamos bajando por la pista. Ante nosotros veremos Veneguera y la Cruz de Mogán. Justo antes de entrar al pueblo veremos a la derecha un bonito lavadero y un estanque. Sin duda merece la pena detenerse unos minutos a contemplarlo, cuánta ropa se habrá lavado ahí.  Ya sin más continuamos recto por asfalto y llegaremos a la parada de guaguas desde la que partimos. Giramos a la izquierda y estaremos nuevamente en la plaza.











Me ha salido un gran tocho para lo corto que es el recorrido, también he añadido muchísimas fotos, pero es que me encantó la ruta. Espero que a ti también te haya gustado. Una lástima que la calima no deje sacar bien algunas fotos.
 

Si lo deseas puedes dejar un comentario, es importante para mí, si te gustó o no te gustó la entrada, si hay algún error o te ha sido útil. Gracias de antemano.
Si no quieres perderte ninguna actualización del blog me puedes seguir en Facebook o por correo electrónico.

- Distancia: 5,84 km.
- Duración: casi dos horas y media.
- Dificultad:  Moderada
- Recomendaciones: Llevar calzado y ropa cómoda y suficiente agua y comida. Llevar la ruta en el GPS o el móvil. No ir en épocas de calor ni de lluvias.

2 comentarios:

Juan Mederos dijo...

Veneguera... un sitio donde el tiempo se paró. Un sitio para perderse, siempre me ha encantado ir.

Gracias por compartir amigo. Un abrazo.

Antonio Vera dijo...

La verdad que si, había pasado muchas veces por la carretera principal y solo una vez de pasada hacia la playa. Me encantó, de hecho tengo ganas de volver a ir.

Gracias a ti por el comentario. Un abrazo ;)