lunes, 30 de octubre de 2017

Guayadeque - Montaña Las Tierras - Degollada del Canalizo - Cueva Labrada

Añadir leyenda
Esta ruta circular por las laderas del Barranco de Guayadeque transcurre por dos caminos que han caído prácticamente en el olvido, de hecho se están perdiendo y en algunos tramos solo son caminillos de cabra o piedras y tierra suelta campo a través. Si aún conservan parte de lo que fueron es porque sigue pasando algún senderista con ganas de aventura y es usado por los cazadores.

Lo siguiente es una larga anécdota que me pasó aquí, si quieren leer solo las indicaciones de la ruta, salten los tres párrafos siguientes.

Esta primera parte del sendero "la conocía" desde hace 20 años pero nunca la había hecho. En una "cueva acampada" por así decirlo, teníamos que bajar diariamente a Montaña de las Tierras y subir hasta los alrededores de la Degollada de Rispa, en una de las laderas del barranco de Guayadeque.


Había que comprar agua, pan, tirar basura y llamar en la cabina a nuestras madres, si en 1997 no teníamos móviles. Dos de nuestros compañeros estaban hartos del rodeo y dijeron vamos a subir recto por ahí para arriba que llegamos antes, todo esto como digo, sin móviles, sin mapa, sin GPS, sin wikiloc, ni Google Earth ni nadie que supiera el camino; ya que otra parte del grupo, incluido el chico que nos dejaba la cueva de sus parientes, se fue por el único camino que conocíamos. Incluso hoy en día me parecería una temeridad, pero así fue, y gracias.
Llegamos arriba y ahí estaban nuestros dos amigos, nos dijeron que habían llegado hace tiempo, no nos los podíamos creer, no parecía que hubiera camino de ninguna forma pero no los tachamos de mentirosos tampoco.
Siempre tuve esa matraquilla en la cabeza, en otro pateo cercano que ya escribiré, vi dos muros de contención del camino por donde habían subido, vaya alegría.  Encontré una ruta en Wikiloc y unos meses después hicimos la ruta y fuimos a la cueva, quité esa parte porque ahora está muy cuidada y me gustaría que así siguiera. Muchas gracias desde aquí por colgar la ruta.
Fin de la batalla.

El recorrido comienza un poco antes de llegar a los aparcamientos de tierra que están justo en Montaña de las Tierras, sin llegar a subir a los restaurantes. Hay un apartadero subiendo a la izquierda debajo de un almendrero, es un buen lugar para dejar el coche. Bajamos un poco por la carretera y a unos metros sube un camino por la derecha que atraviesa antiguas fincas hoy abandonadas. Poco a poco se va ganando altura y atravesamos pequeños barranquillos, hay algo de vegetación pero pasar se puede pasar relativamente bien.





A unos 350 metros del punto de salida, después de pasar otro barranquillo y paralelos a la Cañada del Canalizo, comienza una subida dura, sin apenas serpentear, con el camino difuminado o inexistente en muchos puntos y con vegetación. Subimos hasta llegar a la pared del risco, buscando rastro del camino o una alternativa buena, solo avanzamos 400 metros pero se tarda un buen rato. Tiramos hacia la izquierda y atravesamos la cañada que teníamos al lado, se vuelve a subir y aquí si que hay algún zig zag con los muros de piedra ya mencionados anteriormente. Finalmente alcanzamos la Degollada del Canalizo. Las vistas de la parte superior del Barranco de Guayadeque hacia Los Bucios y la zona de la Caldera de los Marteles son impresionantes. Hacia el otro lado vemos Arinaga, Vecindario y la costa sureste de Gran Canaria en general.

Me emociona haber realizado este camino después de tantos años y recuerdo a mis amigos, sobre todo a los que me dieron la pista. Si uno logra situarse en esa época fueron muy atrevidos, más de lo que uno se imagina hoy en día, gracias a ellos pude descubrir este increíble camino. Fuimos a ver la cueva, no lo voy a describir por respeto a sus dueños, un cambio radical, está más bonito que nunca el lugar.




















Bajamos un poco a la izquierda hasta alcanzar un camino en condiciones, por éste ya hemos subido en otras ocasiones como en la ruta Cueva Bermeja - Paso Bermejo - Montaña de las Tierras. La bajada empieza a ser más pronunciada, pasaremos cerca del famoso pinillo que fuimos a ver en la ruta circular Temisas - el Pinillo - Cuevas de la Audiencia. Nos encontramos con un cruce y giramos a la izquierda, la pendiente se suaviza y en un falso llano llegamos a otra bonita casa cueva, con su "patio", sus canales por el risco que conducen el agua de lluvia a las aljibes en cueva, muy típicas de la zona. Con esta agua se abastecían los lugareños mientras durara, sin duda la necesidad agudiza el ingenio.








Seguimos descendiendo y en pocos minutos nos encontramos con otro cruce que cogeremos a la izquierda. En la ruta que enlacé anteriormente nombré que había innumerables caminos e intersecciones en esta zona, aún encontré unas cuantas más, las variantes son múltiples. Atravesamos un llano con abundante vegetación que se llama Mesa de Morales. Descendemos nuevamente haciendo zig zags, giramos a la izquierda en otro pequeño cruce de caminos y nos encontramos con un conjunto de casas cuevas, aljibes, corrales, una era para trillar, etc... Toda esta zona de Guayadeque tiene un alto valor etnográfico para mí, las cuevas y sus aljibes junto con la extensa red de caminos a ambas orillas del barranco es para estar un largo periodo de tiempo recorriéndolos.















Continuamos la bajada y vemos de frente un roque peculiar por la textura y colores de sus paredes. A medida que avanzamos vemos que hay más partes del risco con formas raras debido a su origen volcánico. El camino bueno a partir de aquí empieza a difuminarse una vez más, incluso tiene una parte muy confusa en la que es fácil desviarse, al final llegas a un sitio que no tiene continuidad y debemos volver atrás. Hay que bajar a la derecha, había algún almendrero medio caído y parecía que no era por ahí, pero esa es la bajada buena. Por sentido común, si lo ves muy complicado no es por ahí.







Un poco más abajo el camino se vuelve relativamente claro e incluso en alguna parte está bueno, hay que bajar algún escalón alto de piedra en algún punto pero está transitable. Hay varios escalones de estos durante la bajada y algún pequeño andén hecho de piedra, precaución. Unos zig zags, con algunas partes un poco malas, nos llevan entre almendreros hasta la zona de Cueva Labrada. Otro conjunto más de casas cueva, pasamos por delante de ellas, tomamos el camino y cogemos una pista que nos lleva hasta la carretera asfaltada que sube por el Barranco de Guayadeque. Giramos a la izquierda para finalizar, la peor parte para mí es subir los dos kilómetros por asfalto hasta el punto desde donde partimos. Al menos nos acompañaban unos curiosos roques que al pasar en coche no nos detenemos en ellos a observarlos.



























Lo siento por el tocho, incluso para alguien que vaya a seguir la ruta le será demasiado largo y seguramente poco interesante la anécdota del inicio. Aún así espero que les haya gustado tanto como a mí esta ruta.

Si lo deseas puedes dejar un comentario, es importante para mí, si te gustó o no te gustó la entrada, si hay algún error o te ha sido útil. Gracias de antemano.
Si no quieres perderte ninguna actualización del blog me puedes seguir en Facebook o por correo electrónico.


- Distancia: 6,16 kilometros.
- Duración: 4 horas y 9 minutos.
- Dificultad:  díficil, con fuertes subidas y bajadas por campo a través.
- Ruta en PDF:  en el siguiente enlace te puedes bajar la ruta en PDF en breve.
- Recomendaciones: Llevar calzado y ropa cómoda y suficiente agua y comida. Llevar la ruta en el GPS o el móvil. No ir en épocas de calor ni de lluvias. No ir si no se está bien físicamente o se tiene vértigo.
- Transporte: al ser circular se puede hacer con un coche solo, dejándolo en Montaña de las Tierras o debajo de Cueva Labrada. Con transporte público está complicado ya que no pasan guaguas por ninguna parte del recorrido de esta ruta.

2 comentarios:

Victor Luis dijo...

De tocho nada. Muy interesante todo el relato y la descripción de la ruta. Es curioso que desde la carretera parece que es imposible subir o bajar por esos senderos tan ocultos. Lugar muy recomendable.

Antonio Vera dijo...

Buenos días amigo,
como siempre buenas palabras. Me alegra saber que no te ha parecido aburrido. Aquí hay muchos lugares en los que te llevas sorpresas, por lo de los caminos en sitios donde no parece que haya.
Esta ruta la tenemos que hacer cuando vengas ;)
Un abrazo y gracias por el comentario.